bitten by a ragin' doberman...

| 29 jul. 2007


La noche de aquel sábado fue especial, a las 10:30 todo indicaba que sería una de tantas románticas veladas conmigo mismo... vería la tele, comería, vería más tele y me quedaría jetón buscando un par de tetas en el siempre fiel Golden Chanel. Gracias al dios que sea, una llamada, cambió mi "masturbante" destino inmediato. -pues si quieres vente wey, hay un grupo acá pachecón.
Instalado en la comodidad de la cama de mi hermano, me dije a mi mismo " mi mismo, anda y ve" y así fue... anduve y fui. La fiesta fue en Canteras... dato totalmente intrascendental (más aún si no eres de hidrolandia), pero si fuiste a esa fiesta, igual sirve para que "ambientes" un poco la historia. Salí en medio de el segundo diluvio universal rumbo a la fiesta, afortunadamente cuando llegué el torrencial diluvio había escampado.
Me iba bajando del carro cuando mis oidos detectaron, tenue, el dulce y estridente sonido de una guitarra chillona... "ah! poesía pura, pensé" Entré pues buscando a mi hermano y ni madres que lo encontré, ya de cerca me detuve a escuchar con un poco más de atención... "eso yo lo había escuchado antes, dónde, dónde" Aproveché la pausa que hizo el grupo para reescanear el lugar en búsqueda de mi carnalito querido. Agazapado en un rincón, acompañado por un amigo suyo igual de agazapado e igual de "en el rincón", lo vide. Después de saludarlo y preguntarle porqué la extraña ausencia de un vaso con alcohol en su mano, me dijo: "voy por chelas wey, cuida el lugar, no nos tardamos... ah, saca wey, no traigo más que cuarenta varos" Aporté y me quedé ahí, me senté, me paré, vi alrededor, me volví a parar y a sentar como quinientas veces siempre cuidando el preciado lugar. Habiendo estado cuidando por cuarenta minutos un lugar que nadie quería le marqué a mi hermano para saber qué pedo -"ya ahorita vamos wey, estamos por la central... es que fuimos porque una vieja blabla bla bla blalalalala..." dijo mi amado consaguineo. Chale, me dije, así que sin alcohol que me motivara y con una pared como único paisaje decidí dejar de resguardar el bendito lugar y fui a donde pudiera ver al grupo, que para entonces ya llevaba tocando un buen rato. Absorto en la música saludé a un par de buenas amigas que tenìa largo rato de no verlas (un gusto encontrarlas Gabs y Celeste) Seguía esperando a mi cabrón hermano cuando apareció mi estimada desquintadora. Rojita, (www.rubria-moran.blogspot.com) hablé con ella por un corto tiempo (a quien la conozca sabrá que en cualquier fiesta que se jacte de ser rocker, la querida rubria es más saludada que un barney pirata en medio del parian) Solo otra vez, vagué por ahí, pululando topé con el mono que anteriormente cantaba, lo abordé y le hice algo de plática "Wey, suenan muy muy parecido a un grupo que escuché hace como un año en un concurso de IAJU (instituto aguascalentense de la juventud)... se llaman Paris, no sabes nada de ellos?" dije inteligentemente. "jeje, somos nosotros pero nos cambiamos el nombre, nos llamamos DOBERMAN BLUES" Bingo me dije !! Los Doberman son grandes... muuuuy grandes. Recuerdo que desde que los vi hace un año en aquel pinchurriento concurso pensé lo mismo, y es que suenan tan rico... naturales, apasionados... mugrosos. Vaya, tienen todos los componentes de la formula precisa de un excelente grupo de rock (aunque toquen blues) Cuando lleguen a ver en algun poster pegado en la pared "doberman blues" háganle caso procuren escucharlos, lo disfrutarán de veras. Aún no tienen disco (parece no importarles mucho) pero tengan por seguro que he de seguirles la pista y en cuanto tengan material lo comentaré con la misma enjundia con la que ahora escribo, mientras pues a buscar su tocadas... Que viva, que viva el Doberman!

Despues de platicar con el doberman en jefe... bah! no importa como acabó mi noche... terminé jugando poker (texas hold em) hasta las 3:30 de la mañana. Habiendóme sentido todo un tahur y habiendo perdido, tambien, mis últimos 150 pesitos decidí huir de aquel lugar... volví a toparme con mi estimada desquintadora, le di aventón a su casa y me fui a la mía... con música en el radio pero blues en la cabeza. Feliz de haber perdido mis 150 pero más feliz de haber sido mordido por ese SUBLIME PERRO RABIOSO.

"no more monkeys jumpin on the balads"

| 23 jul. 2007


Recuerdo que cuando niño, en al menos un par de colegios nos hacían aprender ingles con una peculiar canción que relataba la triste situación de un pobre changuito que al desobedecer a su changa madre rompíase la idem al caer de la cama. No recuerdo bien a bien la letra de la canción, pero nunca se me olvida la frase "fuerte": "no more monkeys jumpin' on the bed" No, no esto no es un exhorto a que dejen de brincar (en cualquier acepción de la palabra) en sus camas. Es más bien la introducción a una... mmm... no reseña, digamos, a un comentario respecto al más reciente disco de los Arctic Monkeys el cual se intitula (jaja, me gusta usar palabras que se oyen como mal) "favorite worst nightmare" no se si a alguna de las 4 personas que creo leerán esto, les interese, como sea... El disco es rodondo, si bien se escucha muy igual al anterior (Whatever people say I am, that's what I'm not) lo cual justifico puesto que el anterior salió apenas hace un año y los "chavos" (me permito usar ese antique adjetivo con todos los que son más jóvenes que yo) que forman a los Arctic tienen cuando mucho 24 años, suena bien, muuuuy bien; poderoso, jovial... fuerte carajo! Rolas como "Brainstorm" que en el nombre lleva la facultad o "the house is a circus" son dignísimas de estar en el playlist de tu ipod. Pero aqui viene el pero. Es casi regla general de los grandes grupos de rock hacer una balada, estoy deacuerdo; Beatles, Rolling Stones, Metállica, Nirvana, Nine inch Nales... creo que hasta Deftones tiene una (no recuerdo bien) Pero, ojo! Dije "GRANDES GRUPOS" y aunque los Arctics van en el camino más correcto para serlo, todavía no los son. Probablemente en uno o dos discos lo logren, mientras, que se dediquen a hacer ruido!! "Only ones who know" resultá más que contrastante, de weva contra las otras 11 rolas del disco. Por eso digo que los changos no deben brincar en las baladas, por eso deben seguir con las guitarras a reventar. Así es, igual después, cuando sean "King Kongs" de la industria, pero mientras tanto... por favor!! no more monkeys jumpin' on the balads.